Educación virtual

Muchas personas en el mundo han encontrado en las nuevas herramientas de la comunicación y la información una alternativa para facilitar su vida placentera y cómodamente, ya sea realizando trámites y pagos, convirtiéndose en pioneros en el desarrollo de modelos de teletrabajo, generando relaciones económicas y comerciales en cientos de páginas web y/o conociendo otras personas a través de las redes sociales.

 

Sin embargo, la educación no se ha quedado atrás, y en los últimos 20 años se han desarrollado una serie de ofertas en la web que ofrecen cursos en línea, programas de especialización, maestrías e incluso doctorados totalmente virtuales, lo que representa una alternativa para quienes no pueden estudiar del modo tradicional presencial

 

¿Cuáles son las ventajas de la formación virtual? A continuación, veamos algunas:

 

  • Ofrece una oportunidad para acceder a formación complementaria y procesos de actualización.
  • Se motiva a personas ajenas a la tecnología, al uso de opciones como las plataformas para abrir nuevos espacios de aprendizaje en sus vidas.
  • Existe un acceso más fácil y rápido a diferentes fuentes del conocimiento desde cualquier parte del mundo
  • Se generan procesos de autorregulación del aprendizaje, las personas suelen adquirir hábitos y su nivel de conocimiento y responsabilidad aumenta.
  • El estudiante puede desarrollar las actividades de acuerdo con su propio ritmo, estilo y tiempo, esto facilita su aprendizaje.
  • El estudiante tiene un papel mucho más activo y es directamente responsable de su proceso de formación.
  • Se evitan desplazamientos, lo que permite ahorrar dinero y tiempo.
  • También se pueden reducir gastos de materiales, libros y otro tipo de recursos de apoyo en los ambientes presenciales.
  • Se puede acceder a la red en cualquier lugar, lo que facilita estudiar a quienes viven lejos del casco urbano
  • Se pueden generar espacios, no sólo de trabajo individual sino también a nivel grupal.
  • Existe la posibilidad de ampliar las opciones de interactuar virtualmente, no sólo a través de la plataforma de cada curso, sino también con el apoyo de wikis, videoconferencias, foros de voz, páginas web, blogs y el uso de las redes sociales.
  • Se puede equilibrar el trabajo con el estudio sin mayores inconvenientes.

Estas, y muchos más beneficios de la educación virtual, gracias al avance de la tecnología que permiten mayores posibilidades de acceso a quienes de una u otra manera, no pueden estudiar de forma presencial, aumentando considerablemente los niveles de conocimiento en la formación de las personas a nivel mundial.